miércoles 25 de noviembre de 2020

LA MATANZA: EL PRESIDENTE DE LA MESA DE ACCIÓN POLÍTICA DEL PARTIDO FEDERAL OPINO SOBRE EL IMPUESTO A LA RIQUEZA

El llamado impuesto a la riqueza en realidad es un nuevo impuesto a la producción; no va a dar resultados, y encima se va a judicializar

El Dr. Miguel Saredi Presidente del Bloque de Concejales del Partido Federal en el distrito mas grande de la provincia de Buenos Aires, y Director Cs Politicas Universidad Ciencias Empresariales (Uces), visitó la redacción  del diario y opinó sobre el impuesto a la riqueza.
El mismo se tratara en la Cámara de Diputados de la Nación, (un proyecto presentado por Máximo Kirchner y  Carlos Heller del Bloque del Frente de todos).
En la oportunidad Saredi se expresó con las siguientes consideraciones:
El Impuesto a la riqueza: otro paso atrás para la Producción y el Trabajo. Necesitamos inversión, generación de empleo, trabajo, y salir adelante de esta emergencia. Se hace todo al revés.
El llamado impuesto a la riqueza en realidad es un nuevo impuesto a la producción; no va a dar resultados, y encima se va a judicializar, pues afecta incluso a aquellos que llegan a ese monto de dinero con bienes de capital y de trabajo. 
Desde Pymes autopartistas, hasta medianos productores.
La verdad si algo quisiera, es que a este gobierno le vaya bien por el bienestar de todos los argentinos, -pero cuando podía comenzar a reconstruirse- después de la situación terminal de la pandemia, lleva a que haya seguramente una nueva rebelión fiscal.
No solo el campo está en contra.  Un autopartista de Bs As, por ejemplo, debería pagar 14 millones de pesos más 3 millones por su patrimonio, y los otros 11 millones por los fierros de la fábrica, y el edificio de la fábrica, en un ejemplo personal que conozco. Están locos.
No es ni nacional ni popular, pues afectará al capital nacional.
Si sos accionista de empresa argentina pagas.
Si sos accionista de empresa extranjera no pagas en cambio.
Quisieron incorporar a los accionistas de empresas extranjeras y no se animaron.
Son muy valientes con productores agropecuarios medianos, o Pymes del conurbano, pero con Slim, Nestlé, o Mercedes Benz, no se meten. 
Obviamente no tengo nada contra ellos, y hay que fomentar y y agradecer su inversión en nuestro país, pero es necesario poner nombres propios para ejemplificar y notar la incongruencia permanente de quienes agitan banderas que pretenden ser populistas.

Deja una respuesta