viernes 27 de noviembre de 2020

INTENDENTES DE LA TERCERA SECCIÓN ELECTORAL CONDENARON LAS TOMAS ILEGALES EN EL CONURBANO Y PIDERON QUE EL ESTADO SEA FIRME

Presidente Perón está dominado por la toma más grande de la provincia de Buenos Aires y por eso, sus pares de la tercera sección se movilizan hasta Guernica

El problema de las tomas de tierras en la provincia de Buenos Aires está al tope de la preocupación de los vecinos y puso en alerta a las autoridades, sobre todo a las municipales que son las que más sufren por las ocupaciones ilegales.

Hay tomas en, al menos, ocho municipios de la provincia de Buenos Aires: La Matanza, Quilmes, La Plata, Moreno, San Fernando (al borde de las vías del tren Mitre, en Victoria), en San Martín en Florencio Varela, pero sobre todo en Presidente Perón.

Por eso, este miércoles, los intendentes del PJ de la tercera sección electoral se reunieron en Presidente Perón, la localidad con más problemas con las tomas, y le dieron apoyo a la jefa comunal Blanca Cantero.

Tras el encuentro sacaron un duro comunicado en el que le pidieron al Estado nacional que sea “firme” y ponga un “límite” a las tomas descontroladas. “Condenamos rotundamente la ocupación ilegal de tierras y viviendas. Es un delito y como tal la Justicia debe intervenir para hacer cumplir la Ley”, expresaron en el documento.

“No podemos tener una mirada contemplativa con aquellos que utilizan la necesidad de la gente para llevar adelante sus negocios inescrupulosos. El Estado debe ser firme para poner un limite a quienes hacen de las desigualdades un negocio”, agregaron.

Las quejas de los intendentes es que cuentan con poco recurso sin la ayuda provincial y de las fuerzas de seguridad, pues una vez que la toma pasó del primer día, la cuestión ya es ingobernable en el territorio tomado.

El ministro de Seguridad, Sergio Berni, fue duro y calificó de “delincuentes” a los que usurpan y se diferenció (una vez más) de su par nacional Sabina Frederic, quien habló de un “problema habitacional” en los asuntos de las tomas, sean en el Conurbano o en Villa Mascardi, donde un grupo de personas que se autodenominan “mapuches” ocupan varias hectáreas en el sur argentino.

La tercera sección electoral, la más afectada por las tomas, comprende 19 partidos: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Brandsen, Cañuelas, Ensenada, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, La Matanza, Lanús, Lobos, Lomas de Zamora, Magdalena, Presidente Perón, Punta Indio, Quilmes y San Vicente.

Presidente Perón, donde se reunieron los intendentes del PJ, está ubicado en el sur del Gran Buenos Aires, a una distancia de 30 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Tras el encuentro, los intendentes contaron que pidieron una reunión con el ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak y dijeron que le solicitarán al gobernador Axel Kicillof “una reunión de trabajo sobre este tema para coordinar acciones en conjunto”.

“Se tiene que establecer una política clara para el desarrollo urbano, el hábitat y la construcción de viviendas para las familias que aún no cuentan con un lugar digno donde vivir”, reclamaron en un pedido de ayuda a la Provincia.

Guernica es la única ciudad del partido de Presidente Perón. En los alrededores de Guernica es donde el problema se instaló: hay 120 hectáreas tomadas y la “villa” instalada ya es casi más grande que el pueblo principal.

Los dueños del lugar intentaron resistir la toma, montados a caballo, pero el intento fue infructuoso pues la resistencia de los usurpadores contaba con apoyo de agrupaciones políticas. Uno de los primeros carteles que se vio en el predio de Presidente Perón fue de la organización “OLP, Resistir y Luchar”.

También se ha visto ahora a activistas de la FOL (Frente de Organizaciones en Lucha) y del Polo Obrero, brazo social del Partido Obrero.

El conflicto de la toma de tierras llegó, como contó Clarín hace un par de semanas, hasta la mismísima Residencia Presidencial de Olivos. Durante el almuerzo que los días martes se reúne la cúpula del Frente de Todos, Máximo Kirchner le dijo a Alberto Fernández que el Movimiento Evita participaba de las tomas de tierras que se registraron en diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires.

El Presidente escuchó, no dijo nada y, hasta el momento, no habló del asunto con Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, líderes de la agrupación evitista.

La intendenta de la localidad bonaerense de Presidente Perón, Blanca Cantero, se enojó con los dirigentes del Evita cuando sucedieron las tomas. Pero tras la publicación de la noticia por el diario Clarín, la jefa comunal peronista negó la participación de esa agrupación peronista en el conflicto, más allá de que mantuvo una conversación por Zoom con Emilio Pérsico, donde se zanjó la cuestión.

Hoy, Presidente Perón está dominado por la toma más grande de la provincia de Buenos Aires y por eso, sus pares de la tercera sección se movilizan hasta Guernica, para avalar a la jefa comunal. Pero también será un llamado de atención para Axel Kicillof y Sergio Berni, a quienes le reclaman más acción. Identidad correntina

Deja una respuesta