martes 1 de diciembre de 2020

OBLIGARÁN A 90 MIL POLICÍAS BONAERENSES A FICHAR PARA CONTROLAR SUS HORARIOS DE TRABAJO

para la primera etapa colocar controles biométricos en las jefaturas departamentales de San Martín, Quilmes, La Plata, La Matanza, Almirante Brown, Lanús, Pilar, Junín, Trenque Lauquen, Zárate- Campana y la Jefatura Departamental Conurbano Norte (que comprende a Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre).

El Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires avanza en los programas de control de los efectivos de la Policía Bonaerense en su plan de “transparentar el uso de los recursos”. En ese marco, esta semana comenzaban a instalar estaciones de control biométrico para que los agente “fichen” cuando van a trabajar.

Los controles biométricos serán con identificación facial y dactilar. A principios de año hicieron la prueba piloto en el control de las PolAd, las horas adicionales, con equipos portátiles, y ahora lo harán extensivo a la comisarías de diversas jefaturas departamentales en el conurbano y en el interior, entre ellas la de San Pedro.

La Subcoordinación General Operativa de la bonaerense notificó a distintas jefaturas departamentales que a partir de esta semana comenzará a instalar las estaciones de control biométrico en el marco de lo que el Ministerio dio a conocer como “Despliegue DigiScan Web”.

Desde la cartera que conduce ministro, Cristian Ritondo, ya ordenaron a las comisarías acondicionar los sectores donde instalarán los equipos y designar a dos operadores por turno, quienes serán los autorizados a operar el sistema en cuestión.

Fuentes del Ministerio de Seguridad confirmaron  que el plan prevé para la primera etapa colocar controles biométricos en las jefaturas departamentales de San Martín, Quilmes, La Plata, La Matanza, Almirante Brown, Lanús, Pilar, Junín, Trenque Lauquen, Zárate- Campana y la Jefatura Departamental Conurbano Norte (que comprende a Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre).

En tanto, la segunda etapa del plan de control biométrico prevé que a partir del mes de mayo los aparatos serán colocados en las comisarías de las jefaturas departamentales de Mercedes, 25 de Mayo, Pergamino, San Nicolás —que incluye a San Pedro—, Coronel Suárez, Guaminí, Pehuajó, Azul y Tres Arroyos. Además, se espera que en el transcurso del año los controles también se extiendan a otras regiones de la provincia de Buenos Aires.

“Encima que la plata no alcanza, ahora vamos a fichar con el dedo como si fuéramos oficinistas”, graficó uno de los uniformados a periodistas de LaNoticia1.com, una frase que engloba las posiciones en contra de esta nueva medida de control de la cartera que conduce Cristian Ritondo.

Deja una respuesta