viernes 27 de noviembre de 2020

TENSIÓN EN CAMBIEMOS POR LA MOVIDA RADICAL, EL PRESIDENTE DE LA HCD DE LA NACIÓN EN EL MEDIO

El macrismo ya dejó trascender el trazo grueso de su esquema en materia de candidaturas, y lo hizo con un mensaje claro: a la cabeza del plan oficialista figura la pelea por las reelecciones de Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta

Un pico de presión anticipa el debate electoral y se estaría dando, según algunos por la recomposición del Consejo de la Magistratura.

Para los más informados la disputa sería por las apetencias de Mario Negri y la UCR, de desbancar a Emilio Monzo de la Presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación.

Llama la atención el mal agradecimiento que han tenido radicales y sectores de la Coalición Cívica con el presidente de la HCD de la Nación Emilio Monzo, y con el Ministro del Interior Rogelio Frigerio, ya que ellos les deben gran parte de sus cargos, y la importancia de lugar en el armado en Cambiemos.

“En realidad fueron muy hábiles”, dicen desde los pasillos de Diputados, “Ya consiguieron de todo por nosotros, y ahora van por mas, cuando en realidad no tienen 2 votos”.

El más digno en este sentido ha sido Martin Losteau -según los análisis políticos- porque ha resistido los embates incluso de Enrique Coti Nosiglia, quien tras un inicio en el cual parecía mantener cierto grado de independencia, se entregó por sus relaciones comerciales y personales con Angelici, y otros sectores del PRO, al mismo sometimiento de la UCR.

Entre ellos bajaron la cabeza rebeldes históricos como Gustavo Posse (San Isidro), Walter Caruso (San Martín), Fernando Pérez (Quilmes), y otros, incluso ante un personaje gris y discreto como el vicegobernador Daniel Salvador.

Como dice habitualmente el periodista y escritor Jorge Asís “el tercer gobierno radical”, ni siquiera tiene el consenso del hijo del primer gobierno de la UCR desde el año 1983;  Ricardo Alfonsin, en una actitud honesta y valiente, es muy crítico con respecto a Cambiemos, y a este accionar de los principales dirigentes de Cambiemos.

Por su parte, Elisa Carrio, ha desaparecido en las últimas semanas, y su candidato a vicepresidente en el año 2015, Hector Toty Flores, está más cerca de los sectores de poder y del mundo empresarial que nadie. Recibe visitas, y donaciones cuantiosas, y una privilegiada relación con el mundo financiero.

El macrismo ya dejó trascender el trazo grueso de su esquema en materia de candidaturas, y lo hizo con un mensaje claro: a la cabeza del plan oficialista figura la pelea por las reelecciones de Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Más aún, se asumiría que las fórmulas no serían alteradas ni a nivel nacional, ni en la provincia de Buenos Aires y en Capital.

En la Provincia de Buenos Aires las candidaturas -incluso a jefes comunales- ya están establecidas y el objetivo es ganar claramente en las secciones del interior, hacer una buena elección en la 1ra sección, y perder por la menor diferencia en la poderosa 3ra sección electoral.

Pero hay mucho malestar, no solo entre la población de las barriadas más populares de la Provincia de Buenos Aires, sino entre muchos dirigentes y militantes de Cambiemos, que provenían del Justicialismo, quienes ya no dudan en su vida y militancia cotidiana “que los mejores días siempre fueron peronistas”. Fte. NM

Deja una respuesta