domingo 29 de noviembre de 2020

LA MATANZA: MIGUEL SAREDI DIRECTOR DE ACUMAR PRESENTE EN LA ENTREGA DE ESCRITURAS EN “VILLA PALITO”

la gran revolución pendiente, para luchar contra la indigencia, la pobreza y la marginalidad, es la Propiedad, sostuvo Saredi

El Dr. Miguel Saredi, asistió al acto de firma de las 145 escrituras en Villa Palito en representación de la Gobernadora María Eugenia Vidal, como Director de Acumar. Consultado por tan importante acto nos contó que: “las tierras donde se asienta el barrio eran del Estado Nacional y se encontraban afectadas al ex programa Arraigo desde el año 1992, hoy absorbido por la Secretaría de Vivienda y Hábitat”.

Qué paso con la Villa Palito entonces?“Las tierras fueron vendidas por el Estado Nacional a la Cooperativa de Vivienda Barrio Almafuerte Villa Palito Limitada, hace más de veinte años”.“Pero recién en el año 2015 se realizó el relevamiento para determinar las familias que escriturarían las tierras a su favor, y de un total de 684 parcelas se remitieron a la Escribanía General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires 564 legajos de escrituración.” Esta es la segunda tanda de escrituras que se firma. Este Gobierno avanzo mucho en un año y en pocos meses ya se están firmando las 65 pendientes.”“Esta es la segunda tanda de escrituras que se firma. Este Gobierno avanzo mucho en un año y en pocos meses ya se están firmando las 65 pendientes.”¿Porque considera tan importante la escrituración? “Porque la escritura, es la finalización de un proceso que comienza con la difusión de la propiedad”.“Frente a los ideologismos y los falsos populismos, no hay nada más revolucionario y popular, que lograr que nuestros sectores más desprotegidos sean Propietarios”.“Sólo se combate la marginalidad y la Pobreza de manera definitiva con la propiedad y que cada uno sea dueño de un pedazo de tierra y de su vivienda”. Hace años lo escuchamos con este discurso, Dr. Saredi.“Porque hace muchos años comencé este estudio de una Sociedad de Propietarios basado en mi experiencia personal, de militante y de haber vivido en el interior y en grandes urbes”.“Luego, seguí estudiando el tema y hasta vi estudios de  jóvenes de la Universidad Di Tella y la Universidad de San Andrés, que leí hace años, que  demuestran que el acceso a la vivienda propia, es una medida que contribuye efectivamente a reducir la pobreza en el mediano y largo plazo”. ¿Cómo es eso que se haya estudiado hasta en Universidades?“Distintos estudios  comparan las condiciones de vida de un grupo de familias de muy bajos recursos, que obtuvo los títulos de propiedad de las parcelas que ocupan, respecto de un grupo totalmente comparable que vive en la misma área pero no accedió a estos títulos. La difusión de la propiedad privada y la posibilidad que se pueda acceder a ellos, cambian las condiciones morales, psicológicas, familiares y personales de un grupo social. La diferencia entre ser propietario y nunca serlo, o ni siquiera tener la expectativa de llegar a serlo en el futuro, es fundamental para la erradicación de la marginalidad. “Cuando uno comenzó a militar de joven, con tantos ideales, sabe que muchos de ellos se convirtieron en utopías irrealizables, y ya no vamos a modificar  la histórica distribución de las tierras, ya no es posible cambiar radicalmente determinadas condiciones; pero nada nos impide que hagamos un trabajo específico en difundir la propiedad”.“Es claro, y los  estudios demuestran, que hasta hay índices y hechos  que cambian radicalmente: la permanencia de chicos como alumnos regulares, la baja de la deserción escolar, la erradicación de basurales a cielo abierto, el cuidado de la salud y hasta en las estadísticas de violencia y de seguridad, están asociadas a la posibilidad de ser propietario y acceder al título.“¿O acaso para muchos de nosotros no se produce un tremendo vuelco en nuestras vidas cuando se sucede el cambio de ser propietario o ser dueño de algo?; ni hablar cuando ese “algo” es un pedazo de tierra o una vivienda”.“Por ello, la gran revolución pendiente, para luchar contra la indigencia, la pobreza y la marginalidad, es la Propiedad, y por ello debe ser una Política de Estado -ni hablar con nuestras extensiones- que cada argentinosea dueño y propietario” .

Deja una respuesta