lunes 30 de noviembre de 2020

SE AVECINA UNA PARITARIA DOCENTE DIFÍCIL EN LA PROVINCIA

Los docentes no quieren saber nada. “No vamos a empezar a discutir el salario 2017 hasta que no nos garanticen la recuperación del 8 al 10% de poder adquisitivo que perdimos en 2016

Altos dirigentes del Frente Gremial Docente Bonaerense opinaron que “la falta total y absoluta de convocatoria y de diálogo” por parte de las autoridades “responde a una política que desvaloriza la educación pública, porque para este gobierno, en consonancia con el de la Nación , la educación pública no es una prioridad”.

Con esa premisa, los maestros esperan el llamado a discutir “no sólo sueldos” para este año, dijo a este diario la “capitana” del equipo paritario del Suteba , María Lauara Torre, quien también habló de números, los cuales están muy lejos de los que insinúa el gobierno.

El titular de Educación Alejandro Finochiaro, afirmó en una entrevista radial que las negociaciones comenzarán en febrero, y admitió que la cartera que encabeza trabaja en “algo parecido” a lo que se acordó con gremios estatales: 18% y cláusula gatillo (dispara una suba adicional si la inflación supera ese monto). “Con esto que ha instalado el ministerio de Trabajo, la cláusula gatillo, las proyecciones sobre la inflación del año se vuelven casi abstractas”, consideró el funcionario.

Los docentes no quieren saber nada. “No vamos a empezar a discutir el salario 2017 hasta que no nos garanticen la recuperación del 8 al 10% de poder adquisitivo que perdimos en 2016, y hasta que el 100% de los educadores cobren hasta el último peso que les deben”, subrayó Torre, para asegurar que “a los trabajadores de los programas orquesta escuela y de los centros de actividades infantiles y juveniles aún les adeudan 6 meses”.

Pero además afirmó que si les ofrecen “el 20% del que se habla, ni siquiera lo discutiremos. Esa cifra es totalmente irreal, una barbaridad”.

“Hace poco leí una entrevista a (Alejandro) Finocchiaro donde decía que los docentes somos fundamentales. También suele decirlo su par de la Nación, Esteban Bullrich. Pero los maestros sabemos que eso no se refleja en el día a día. Hay docentes que ya no llegan a fin de mes, sin exagerar; todas las obras de infraestructura están paradas; no entregaron una sola computadora; bajaron el presupuesto educativo; no nos llaman desde el 9 de agosto”, enumeró, para aseverar que “el gobierno tiene un doble discurso, uno para el público, en el que los maestros y la educación pública son lo más importante, y otro para el trabajador, al que ningunea”.

“La gobernadora (María Eugenia) Vidal decidió cerrar mal el 2016, sin diálogo, es decir que ella decidió marcar un piso muy desfavorable para iniciar el debate educativo de cara a este año”, enfatizó Laura Torre.Fte. El Día

Deja una respuesta