El tiempo - Tutiempo.net

Publicación: 20/05/2016

APROBARON LA EMERGENCIA ADMINISTRATIVA EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Las tensiones acumuladas en las últimas semanas en torno al proyecto para declarar en la Provincia la emergencia administrativa explotaron en el mediodía de ayer en el edificio de la Legislatura.

Afuera, sobre la avenida 7, una columna de manifestantes de gremios y partidos de izquierda empujaron hasta romper la reja perimetral y prendieron fuego las escaleras de acceso al hall central para reclamar que no se trate la norma. Adentro, en el recinto de la Cámara de Diputados, legisladores del oficialismo y la oposición se insultaban a los gritos, mientras en los pasillos asesores de distintos bloques se golpeaban y empujaban. Todos cruzaban reproches por el trámite legislativo que terminó en una rápida sanción de la ley promovida por el gobierno de Maria Eugenia Vidal.

En una hábil maniobra para dar paso a la votación sin debate, el bloque oficialista de Cambiemos logró la sanción del proyecto mediante un trámite exprés y en el mismo momento en que columnas de manifestantes de agrupaciones de izquierda intentaban ingresar al edificio.

“Estamos sesionado con fuego en la puerta del edificio” advirtió desde el estrado el presidente de la Cámara, Jorge Sarghini, mientras una treintena de diputados de los tres bloques peronistas le recriminaban haber habilitado la estrategia oficialista.

La sesión terminó de forma abrupta. En una de las puertas del recinto y en los pasillos de las oficinas de las autoridades de cámaras, diputados del Frente para la Victoria, del Frente Renovador y de Cambiemos se mezclaban en un tumulto que incluyó empujones, insultos y algún golpe de puño. El camporista Miguel Funes fue uno de los más exaltados y hasta el massista Ruben Eslaiman debió intervenir para calmarlo. A los gritos, le reprochaba a Sarghini no haber habilitado una moción de preferencia presentada por él para dejar ingresar manifestantes al recinto y lo acusaba de “cerrar el micrófono”.

La norma se sancionó con el voto de diputados de Cambiemos más sus aliados del massismo, donde sin embargo hubo varias disidencias de legisladores de origen gremial que no asistieron a la sesión, como Ruben Ledesma y Carlos Acuña. El rechazo- que al momento de la votación se expresó a los gritos y arrojando papeles al aire- alineó a los tres bloques peronistas (el Frente para la Victoria, el FpV-PJ y Peronismo para la Victoria) más el monobloque de la izquierda.

big_cb86a2484b2c13e7f8168000bd216c93

De esa forma, el oficialismo logró cerrar un largo complicado trámite legislativo en torno al proyecto que apunta a agilizar procesos administrativos y trámites en el Estado.

La iniciativa, que fue aprobada semanas atrás en el Senado, propone declarar la emergencia por el plazo de un año en el marco de la administración pública. En concreto, establece una agilización de los procesos de licitación y compra a través de una flexibilización en los mecanismos de control y del establecimiento de plazos más cortos para que los organismos del Estado se expidan sobre este tipo de trámites de contratación.

Además, en los polémicos artículos 25 y 26, plantea una mayor laxitud en los contratos de trabajo, lo que provocó una fuerte reacción gremial. Concretamente, autoriza al Ejecutivo a celebrar contratos de locación de servicios sin estabilidad ni derecho a prorroga y por fuera de las disposiciones de la ley 10.430. Fte El Día

Deja una respuesta