El tiempo - Tutiempo.net

Publicación: 18/08/2015

SI EN LAS ELECCIONES GENERALES SE MANTIENEN LOS MISMOS NÚMEROS CAMBIEMOS PASARÁ A SER LA SEGUNDA FUERZA

13768El actual equilibrio de fuerzas en la Legislatura bonaerense -con el oficialismo en control de ambas cámaras y el massismo instalado como segunda fuerza- tiene fecha de vencimiento. En diciembre próximo, cuando se produzca la renovación parlamentaria, el panorama en el Senado y Diputados sufrirá una importante modificación, que tendrá como dato central el desembarco de un nutrido grupo de legisladores del PRO.

El dato surge del análisis y la proyección de los resultados finales de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 9 de agosto pasado, antesala para la elección general del próximo 25 de octubre, en la que a nivel legislativo provincial se pondrán en juego 23 bancas en el Senado y 46 en la Cámara de Diputados.

En efecto, si los porcentajes que obtuvieron las distintas fuerzas en las PASO se repite en octubre, el frente Cambiemos lograría ingresar a las cámaras una cantidad de legisladores que lo convertiría en segunda fuerza detrás del Frente para la Victoria, que perdería peso numérico tanto en Diputados como en el Senado, donde hoy es primera minoría. Eso, siempre y cuando las tres fuerzas que conforman Cambiemos -el PRO, la UCR y la Coalición Cívica de Elisa Carrió- decidan mantener la alianza política más allá de las elecciones.

En esa proyección, en tanto, el Frente Renovador de Sergio Massa quedaría desplazado a un tercer lugar ya que perdería buena parte de las bancas que pone en juego en estos comicios. Con todo, el massismo cuenta con la ventaja de que la mayoría de sus legisladores tiene mandato hasta 2017.

Este probable reparto de bancas dibujará un nuevo panorama en ambas cámaras: del actual escenario marcado por la atomización de bloques se pasará a un esquema con tres fuerzas dominantes. Siempre de acuerdo a los resultados de las PASO, tras el recambio de diciembre el FpV, Cambiemos y el Frente Renovador controlarían 86 de las 92 bancas en Diputados y 41 de las 46 del Senado.

Si en octubre se repiten los resultados de las PASO, sólo el FpV, Cambiemos y UNA -el sello con el que compitió el Frente Renovador- se repartirán las bancas de Diputados y Senadores.

El oficialismo conseguiría ingresar un total de 29 nuevos legisladores; 18 diputados y 11 senadores. Cambiemos, por su parte, lograría también 29 escaños, repartidos entre 19 diputados y 10 senadores. El Frente Renovador, que compitió con el sello UNA, ingresaría por su parte 11 legisladores: nueve diputados y dos senadores.

Con esos números, el FpV-que viene de engrosar sus bloques por el retorno de legisladores que habían migrado al massismo- seguiría manteniendo la primera minoría en ambas cámaras, aunque por un ajustado margen.

En esa proyección, el frente Cambiemos se convertiría en uno de los principales protagonistas en el parlamento bonaerense. Hoy, entre radicales y macristas suman apenas un puñado de bancas. Si mantienen la alianza, los hipotéticos futuros bloques de Cambiemos tendrían 26 integrantes en Diputados y 14 en el Senado.

De acuerdo a los resultados del domingo, en la Primera sección (elige Diputados), el FpV habiendo logrado el 37% de los votos obtendría seis bancas, mientras que Cambiemos (27,6%), se llevaría cinco y UNA (23,4%), cuatro.

En tanto, en la Segunda sección (Senadores) el kirchnerismo (36,9%) se quedaría con tres escaños y Cambiemos (35,5%), con los restantes dos. En la Tercera (también elige para la Cámara alta), el FpV (46,2%) se llevaría cinco escaños; Cambiemos (23,7%), dos y UNA (18,4%) las restantes dos.

Por su parte, en la Cuarta sección (elige Diputados) el FpV (37,9%) se quedaría con seis Diputados; Cambiemos (37,8%), con cinco y UNA (17,2%), con tres.

En la Quinta (también selecciona representantes para la Cámara baja), el vencedor Cambiemos (42,2%) se llevaría cinco bancas, mientras que el FpV (32,7%) tendría cuatro y UNA (14,7%), solo dos. En la Sexta (Senadores), en tanto, tanto Cambiemos (39,8%) como el FpV (31,2%) se repartirían tres escaños cada uno.

Finalmente, en la Séptima sección (Diputados) Cambiemos (38,4%) y el kirchnerismo (35,3%) también se repartirían tres escaños cada uno, mientras que en la Octava (se disputan tres bancas de Senadores) el frente opositor, con el 31,2% de los sufragios, sacaría los tres escaños.Fte.elDía

Deja una respuesta