El tiempo - Tutiempo.net

Publicación: 16/06/2014

Los abogados de buena fe no tienen códigos sino principios y valores de decencia

HUGO5Artículo producido por el Abogado Penalista Dr. Hugo López Carribero. Solo los abogados conocemos los derechos de los ciudadanos de manera muy
particular. Evite engaños, consulte, y luego consulte otra vez.

Es fácil advertirlo, los abogados de buena fe no tienen códigos, sino
principios y valores de decencia.

 los abogados de buena fe no tienen códigos, sino
principios y valores de decencia

Desconfíe en aquellos que afirman nunca haber perdido un juicio, salvo que
usted esté viendo una película de ficción tribunalicia, pues entonces deje
de leer estas líneas, apague la luz y disfrute del film.

El buen abogado nunca discute, solo simula discutir. Pero el más torpe es
el abogado que discute con su propio cliente.

Es muy común que el cliente quiera discutir con el abogado.

Muchas veces el cliente se siente frustrado, con impotencia al enfrentar
un juicio, y encima tiene que abonar los honorarios del abogado para que
lo defienda.

Ese cliente está enojado con la vida. Se pelea con la esposa y trata mal a
sus hijos. Son los mismos que se bajan del auto a pelear en la calle con
el tipo que los encerró con la moto.

Esto es un cóctel de emociones negativas que a veces explota en el
temperamento del cliente, y a menudo esto sucede dentro del despacho del
abogado.

Es el instante en que el cliente del abogado debe convertirse en el
paciente del psiquiatra, antes que el paciente del psiquiatra sea el
abogado.

Pero el abogado tiene que saber que esto es como en el boxeo, cuando uno
no quiere, dos no pelean.

Pero cuidado, y mucho cuidado. Un abogado soberbio es más peligroso que un
edificio en ruinas. Al edificio se lo puede apuntalar.

Aunque también son muy difíciles de tratar los que quieren, pero no
pueden. La imposibilidad  los hace y los convierte en seres agresivos,
furiosos y enojados con los demás y consigo mismo.

Deja una respuesta