El tiempo - Tutiempo.net

Publicación: 25/02/2013

INSEGURIDAD: Por otro intento de toma, vigilan el bosque en Ciudad Evita

Custodia-colectivo-viejo-encuentran-efectivos_ZONIMA20130220_0025_17Un móvil de Infantería se instaló en el descampado Bosque de Ciudad Evita, ubicado en la intersección de El Pindo y La Mulita. Con efectivos que custodian el lugar todos los días durante las 24 horas, forma parte del operativo que se montó tras el intento de usurpación ocurrido durante la madrugada del último fin de semana largo, con tiroteos y al menos seis policías heridos. “Más de cien personas entraron al predio y, cuando las sacaron, amenazaron con volver. Ahora nos sentimos protegidos por la presencia de Infantería, pero no podemos vivir así, pidiéndoles y rogándoles que no se vayan porque tenemos miedo”, señala angustiada Rosa Corral, vecina de El Pindo y La Mulita.

Esta es una zona caliente. Los vecinos temen que se repita una situación similar a la de 2010, momento en que se instalaron varias familias que fueron desalojadas tres meses después. El móvil de Infantería está en la calle El Maca. Es un antiguo colectivo. “Viven ahí. A veces nos piden hielo o agua fresca, porque no tienen nada. Pese a eso, se comportan más que bien con nosotros. Estamos tranquilos. Nuestro miedo es por lo que vaya a pasar después, cuando no estén”, resaltó Rosa.

Como ella, Norma Greco y Liliana Araus tienen incertidumbre respecto del futuro de las tierras y del tiempo que contarán con la presencia de Infantería. “Nos resulta muy bueno y cómodo saber que estamos custodiados y poder estar, como hacíamos años atrás, tomando mate en la vereda y charlando con los vecinos. Infantería nos devolvió tranquilidad. Pero, sabemos que no se va a quedar acá indefinidamente”, señala Norma, a lo que Liliana agrega: “Es necesario hacer algo definitivo. Aunque sea un plan de viviendas que no coincida con el estilo de casas de la zona, una idea que hace tiempo generó polémica. Cualquier cosa es mejor que una toma o que los ocupe gente que luego los usa para venderlos a otros”.

José Raggio, Secretario de Protección Ciudadana, afirmó: “Desconocemos cuánto tiempo Infantería estará en el lugar, pero consideramos que va a ser por un largo tiempo, hasta que el fiscal, el Doctor Russo, resuelva la situación judicial del predio. Estos violentos intentos de toma no deberían existir, así no se logra nada”.

El 10 de febrero, durante la madrugada, unas cien personas armadas con armas de fuego, piedras y gomeras “comenzaron a dispararle a la Policía sin siquiera dialogar”, dijo Raggio.

El funcionario agregó que el Comisario Carlos Roldán sufrió fractura de fémur por una bala que le dio en la pierna izquierda y otros cinco agentes, heridas de distinta índole.

“Respecto a las personas que intentaron usurpar, hay cuatro mayores detenidos con escoriaciones producidas por caídas al intentar huir”, indicó la fuente.

Esa noche los vecinos la recuerdan bien. Contaron que se refugiaron en sus hogares: “Empezamos a escuchar lo que parecía una sucesión interminable de tiros e imaginando de qué se trataba no nos movimos de nuestras casas. Pero sabemos la Policía, la Patrulla Municipal y el grupo GAD –Grupo de Apoyo Departamental– Matanza estuvieron presentes en el lugar y que había usurpadores que disparaban escondidos entre los pastizales”, precisó Rosa.

Deja una respuesta