domingo 25 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

POLITICA: Anibal Fernandez no sabía que estaba al aire por radio y dijo que le “chupan los dos huevos” las versiones sobre su pérdida de poder en el Gobierno

Fue luego de que el periodista Mauro Viale le preguntó al comienzo de una entrevista cómo estaba personalmente. Fernández enseguida respondió: “Sé que es así. Pero quedate tranquilo. Los cago a puteadas a todos estos hijos de puta todos los días y ¿vos querés que no me tiren?… Me van a tirar todo lo que puedan y me chupan los dos huevos”.

Advertido del exabrupto, el periodista se apuró a recordarle al jefe de Gabinete que estaba saliendo al aire y buscó una salida elegante al considerar que era “una expresión metafórica” del funcionario.

“Bueno, pero no sabía que estaba al aire. Te pido que me lo digas, por favor”, dijo Fernández a Viale, para luego pedir “disculpas” a la audiencia.

No obstante, el jefe de Gabinete luego arremetió: “Me importa un comino, digo las cosas que siento y como las siento, las digo. Y no me voy a callar la boca nunca. Si eso significa que me peguen en los diarios y en los canales de televisión me importa un comino”.

El exabrupto fue una marca más en la crisis que sufre Aníbal dentro del gabinete. Según pudo saber LPO, hay una enorme cantidad de asesores y punteros que responden a Aníbal F. en distintas áreas y ministerios del gobierno que están en pánico ante lo que ven como una salida inminente del ministro de gobierno.

El los últimos años, el ministro logró armar una tropa de asesores en varios ministerios. Ahora, por primera vez están en pánico y muchos temen deban irse con Fernández.

Pero la estrategia del sector más duro que rodea a Cristina Kirchner no sería echarlo, sino desgastarlo para que el Aníbal presente su renuncia. Quitarle áreas clave que estaban bajo su órbita es parte de ese desgaste.

La idea es evitar lo que sucedió con el ex titular del Banco Central, Martín Redrado. Evitar que se convierta en una víctima y por eso quieren esperara a que pierda autoridad frente a la sociedad y también frente al peronismo. Lo que sucedió hoy ayudó bastante en ese objetivo.

En el gobierno esperarán hasta marzo para que Aníbal presente la renuncia. Si el ministro no se va, sí avanzarían en pedirle la salida.

La crisis con el ministro comenzó durante la crisis de la toma del Parque Indoamericano. Aníbal habría desinformado a Cristina Kirchner respecto a cómo se sucedieron las muertes de los dos primeros muertos en el operativo que la Policía Federal coordinó con la Metropolitana porteña.

El ministro había explicado que los muertos durante esa crisis habían caído por armas tumberas. Pero, luego de la explicación del funcionario, la Presidenta habría decidido encarar su propia investigación a través de Nilda Garré y Horacio Vervisky. Cristina descubrió que Aníbal ocultaba información.

Por estos días, la investigación le da la razón a la Presidenta. Las últimas pericias indican que los muertos en el predio del Indoamericano cayeron por disparos de armas de fuego.

¿Porqué mintió Fernández? Quienes conocen al ministro sostienen habría quedado atrapado dentro de la perversidad de la fuerza policial. Era más un representante de la fuerza frente al gobierno que el representante del gobierno para con la policía.

Para Cristina no era una cuestión de bronca política. Se trató de una cuestión de desconfianza extrema. Y por eso ya piensa en un reemplazo.

El nombre que más suena es el del actual embajador en España, Carlos Bettini. Él es amigo personal de la presidenta con quien mantienen comunicación casi diaria. Cristina conoció a Bettini en La Plata incluso antes de conocer a Néstor Kirchner.

El embajador no siente necesidad de volver al país. Sin embargo, le habría adelantado a la Presidenta que estaría a su disposición para lo que necesite.

Mientras tanto, desde el gobierno, puntualmente el grupo más íntimo que rodea a la presidente siguen desgastando a Aníbal. Todos los días aparece en alguno de los diarios nacionales rumores sobre su renuncia y posibles reemplazos. Aníbal sabe que esas operaciones salen del interior de la Rosada.

Por eso, él también se encargó de enviar un mensaje. “Manejo cosas muy sensibles como para que Cristina Kirchner esté enojada conmigo”, dijo Aníbal días atrás. Esa frase fue leída como una apretada desde el gobierno.

Deja una respuesta