domingo 25 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

CASO POMAR: A un año de la tragedia la madre de Gabriela acusa a la policía

 María Cristina Robert, madre de Gabriela Viagrán, quien junto a su esposo Fernando Pomar y las dos hijas de ambos fueron hallados muertos a la vera de una ruta bonaerense tras desaparecer hace un año, rechazó ayer la versión oficial de que fue un “accidente de tránsito”, y dijo que la demora en encontrarlos se debió a “corrupción policial”. El 14 de noviembre de 2009, el matrimonio Pomar y sus dos hijas salieron en su auto desde la casa que habitaban en la localidad bonaerense de José Mármol, partido de Almirante Brown, con destino a la ciudad de Pergamino para visitar parientes. Sin embargo, no llegaron a destino y fueron encontrados recién 24 días después, el ocho de diciembre, a un costado de la ruta 31, cerca de la localidad de Gahan. Durante ese tiempo, se tejieron varias hipótesis, varias de ellas motorizadas desde la Policía, como una ausencia para eludir acreedores o que había sido un “drama familiar” en el que el hombre mató a su mujer y huyó con las niñas. Sin embargo, según las pericias, las cuatro personas murieron el mismo 14 de noviembre tras volcar el automóvil en el que viajaban y que quedó en un lugar que, de haberse rastrillado correctamente, las fuerzas de seguridad no podrían haber dejado de notar. “Hay que sacar a la luz la ineficacia, la inoperancia, la porquería de la gobernación, el juez, la fiscal, los policías, no de todos, pero sí de los que hicieron las cosas mal”, se quejó la suegra de Fernando Pomar en declaraciones a radio Mitre. En la causa judicial, seis policías bonaerenses están procesados y quedaron cerca de ir a juicio oral, acusados de fraguar actas policiales y cobrar dinero de manera ilegal para hacer figurar rastrillajes que en realidad nunca se hicieron cuando la familia estaba desaparecida, dijo el abogado querellante, Aquilino Giacomelli. También se acusó a dos de esos policías de haber desoído un llamado al 911 en el que un testigo denunciaba haber visto un auto volcado a la vera de la ruta, cuando recién se habían cumplido siete días de la desaparición de los Pomar. Según Robert, los 24 días que demoró la policía en encontrar a la familia muerta a la vera de la ruta “tuvo que ver con corrupción policial. Se dedicaron al chusmerío barato”, fustigó. “No me cierra nada, porque no fue un accidente común. Alguien los encerró, alguien los encandiló”, se quejó la mujer y agregó “ellos conocían perfectamente la ruta”. La justicia investigó pero no pudo probar, la participación de un patrullero de la seccional de Gahan en el accidente. Para la familia, ese móvil policial era conducido por la esposa de un agente para ir a hacer mandados, según les dijo un testigo que nunca quiso declarar ante la Justicia por temor a represalias.

Deja una respuesta