sábado 31 de octubre de 2020

TRAGEDIA: El enfrentamiento entre gremialistas del Roca y piqueteros del Polo Obrero, un muerto

 Un militante del Polo Obrero de 23 años murió esta tarde de un disparo de bala durante un enfrentamiento entre empleados ferroviarios y piqueteros en el barrio porteño de Barracas, luego de un corte de vías en las inmediaciones de la estación de trenes bonaerense de Avellaneda.  El violento hecho comenzó en las primeras horas de la tarde, cuando un grupo de trabajadores tercerizados de la Línea Roca cortaba las vías junto a piqueteros del Polo Obrero y militantes de movimientos de izquierda, a la altura de la estación Avellaneda.  Durante la protesta apareció un grupo de gremialistas, que se identificó con consignas de la Unión Ferroviaria, que comenzó a agredir a las personas que realizaban el corte de vías, lo que provocó una batalla entre ambas facciones, aunque minutos después los manifestantes decidieron irse del lugar.  Según denunciaron los trabajadores tercerizados y los piqueteros, cuando se retiraban del lugar, ya sobre calles del barrio de Barracas, fueron interceptados por los gremialistas donde se produjo otro enfrentamiento, en este caso con piedras, palos e incluso tiros.  Una de las balas impactó en el tórax de un militante del Polo Obrero , identificado como Mariano Ferreyra, de 23 años, quien fue asistido por una ambulancia privada que pasaba por el lugar; y luego trasladado de urgencia al Hospital Argerich, donde ingresó sin vida a raíz del impacto.  Además de Ferreyra, una mujer identificada como Elsa Rodríguez, de 56 años, resultó herida de un disparo en la cabeza por lo que debió ser operada de urgencia en el Argerich. También resultó herido de bala otro joven, de apellido Pintos, que recibió un balazo en la pierna, aunque está fuera de peligro.  Aun está en duda si representantes de la Unión Tranviaria Argentina (UTA) participaron del enfrentamiento, ya que el secretario general, Roberto Fernández, aclaró que ellos no estuvieron en el lugar, aunque el titular de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza, confirmó que integrantes de su sindicato participaron de la revuelta.  En tanto, dirigentes del Partido Obrero anunciaron esta tarde una concentración para el día de mañana a la Plaza de Mayo en repudio al fallecimiento del joven militante como consecuencia de los hechos de violencia, al tiempo que se comparó el caso con los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán ocurridos en 2002.  “Mariano Ferreyra es un muerto de la burocracia sindical, que también tiene Cristina Fernández de Kirchner sobre sus espaldas, como Eduardo Duhalde tuvo a Kosteki y Santillán”, dijo uno de los compañeros del joven asesinado que participó en los incidentes y que, según dijo, “una persona fue la que disparó contra las personas que nos retirábamos del lugar”.

Deja una respuesta