miércoles 21 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

ECONOMIA: El impuesto inmobiliario subiría un 30% para propiedades de alto valor

Esa estimación aparece en los borradores del Presupuesto 2011. El impacto será menor para casas de más baja valuación

Los borradores del proyecto de Presupuesto 2011 y de la Ley Impositiva contemplan incrementos en el Impuesto Inmobiliario. Y, según trascendió, la mayor presión fiscal recaería sobre viviendas de alta valuación que sufrirían un ajuste cercano al 30%.
abre comillasLas proyecciones sobre los ingresos podrían sufrir modificaciones en su paso por la Legislaturacierra comillas

Ese incremento impactaría sobre cerca del 20% de las partidas registradas en territorio bonaerense que corresponden a inmuebles con gran cantidad de metros cuadrados construidos y con valuaciones fiscales elevadas.

En cambio, para un 75% de los contribuyentes, los aumentos oscilarán entre 40 y 50 pesos, de acuerdo a lo que pudo saberse tras el encuentro que funcionarios de la Gobernación mantuvieron en las últimas horas con legisladores del oficialismo.

Con estos incrementos que comenzarán a regir desde el año que viene, la Provincia prevé recaudar unos 370 millones de pesos más por el Inmobiliario Urbano.

También habrá aumentos y retoques en relación al Impuesto Inmobiliario Rural, por el que se prevén ingresos adicionales por unos 170 millones de pesos en 2011.

En este caso se dispondrían incrementos segmentados como para el Urbano, tomando como parámetro la productividad de las distintas zonas, aunque no trascendieron los porcentajes que se prevén aplicar. Sí se supo que habrá una reformulación de la exención que rige para los distritos del sudoeste afectados por la sequía.

Según trascendió, no se tomarán distritos enteros para mantener el beneficio, sino que habrá un estudio “cuartel por cuartel”. Ocurre que, según los funcionarios, hay zonas exentas que hoy están produciendo y, por consiguiente, ya no se justificaría mantenerles el beneficio.

FUERTE IMPACTO EN SELLOS

Otro de los retoques impositivos tendrá como protagonista central al Impuesto a los Sellos que grava diversas transacciones como escrituras, hipotecas o el uso de tarjetas de crédito. Hay quien hablan de un fuerte ajuste que pasaría del 1 al 2 por mil, con lo cual la Provincia se aseguraría recaudar, según diversas estimaciones, unos 900 millones de pesos más.

De todas formas, estas primeras proyecciones sobre los ingresos bonaerenses podrían sufrir modificaciones en su paso por la Legislatura, donde el oficialismo deberá acordar con la oposición para obtener los dos tercios necesarios para la sanción del Presupuesto y la Ley Impositiva.

Tal como informara este diario, el Presupuesto 2011 rondará los 80 a 82 mil millones de pesos, con aumentos significativos para áreas consideradas clave por la administración de Daniel Scioli como Seguridad y Salud.

En el primero de los casos, el incremento en Seguridad se ubicaría por debajo de los 4 mil millones de pesos, mientras que en el caso de la cartera sanitaria el aumento treparía a los 1.300 millones de pesos.

El proyecto, que ingresará por el Senado, contemplará una estimación del nivel de gastos que rondará los 80 a 82 mil millones de pesos, un 12% más que el ejecutado este año. Se prevé cubrir unos 75 mil millones de esas erogaciones con ingresos genuinos, tanto propios como originados en la coparticipación federal de impuestos.

Así, el déficit primario (diferencia entre gastos e ingresos) proyectado para 2011 rondará los 5 mil millones de pesos, una cifra menor al correspondiente al 2010, que cerrará en los 7 mil millones de pesos.

También será menor, trascendió, la necesidad de financiamiento proyectada para 2011 (para cubrir el déficit primario más los pagos de deudas), que rondará los 8.80 millones de pesos, mientras que la de 2010 cerrará en torno a los 15 mil millones de pesos.

Como es habitual en los últimos años, el Presupuesto 2011 no contendrá pauta salarial, una estrategia que utiliza la Provincia para no condicionar ni poner valores mínimos a la negociación salarial que deberá sostener con los gremios el próximo año.

Y en materia de recaudación propia, el proyecto prevé una suba que rondará el 25% con respecto a la que se alcanzará este año. Y en el ítem de recursos derivados de la Nación también se proyecta un incremento del orden del 20%.

Deja una respuesta