El tiempo - Tutiempo.net

Publicación: 30/09/2010

POLICIALES: Hallaron a Matias Benardi quien había sido secuestrado sin vida

 Un adolescente que había sido secuestrado en los últimos días apareció asesinado de tres disparos de arma de fuego hoy al costado de una ruta en jurisdicción del partido bonaerense de Campana, informaron fuentes allegadas al caso.  Los voceros explicaron que el chico, que tendría entre 16 y 17 años y sería hijo de un veterinario de la zona de Escobar, habría sido ejecutado con tres balazos en la espalda.  El cuerpo fue encontrado con el torso desnudo a la vera de la ruta 6, en un descampado en jurisdicción de Campana, en el norte de la provincia de Buenos Aires.  Según dejaron trascender las fuentes, el chico habría sido secuestrado hace varios días y los delincuentes habrían pedido un rescate. Supuestamente iba a efectivizarse el pago, pero finalmente el chico fue asesinado, añadieron los informantes.  Según las informaciones conocidas en las últimas horas, el chico, que se llamaría Matías Berardi, de 16 ó 17 años, y que sería hijo de un veterinario de la zona de Pilar, había ido a una fiesta de egresados al boliche “Pachá”, en la Costanera Norte de la Capital Federal, y volvía a su casa de la zona de Pilar.  Al parecer fue interceptado por un grupo de delincuentes armados que lo tomaron cautivo, supuestamente al voleo, después de que sus amigos lo dejaron cerca de su casa, en la localidad de Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar.  Trascendió que la familia de la víctima habría recibido varias comunicaciones desde el celular del joven pidiendo una cifra no muy elevada. En uno de los mensajes, dijeron las fuentes, el adolescente habría dicho en algún momento: “Papá, me secuestraron, ayudame”, pero esto no fue confirmado ni desmentido.  Otras versiones decían que los llamados habrían sido hechos por los secuestradores y que no habrían dado pruebas de vida. Los voceros indicaron que los delincuentes, que serían inexpertos, habrían terminado asesinando al joven con al menos tres disparos y luego tiraron el cadáver en el descampado.  Hasta esta noche no había ningún sospechoso detenido. El padre fue al lugar donde fue hallado el cadáver y cuando lo reconoció entró en una crisis de nervios.  Interviene en la causa el fiscal federal de Campana Orlando Bosca, quien se encontraba en el área, a la cual había decidido viajar también el jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi.

Deja una respuesta