El tiempo - Tutiempo.net

Publicación: 16/06/2010

CASO MARTINÓ: Scioli desmintió que los policías hayan disparado y dijo que “entregador” sería un familiar

 El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, negó esta tarde que la muerte del rehén Emiliano Martinó, ocurrida ayer durante un enfrentamiento entre policías y delincuentes en Ramos Mejía, haya sido provocada por disparos de la fuerza provincial y dijo que hubo un entregador “cercano a la familia” de la víctima.  En una conferencia de prensa , el mandatario afirmó que “uno de los detenidos declaró ante la justicia que el robo estaba entregado por alguien, entre comillas, del entorno familiar” y que “las características que tuvo el curso de este delito hacen presumir que se fue en busca de esa bolsa de plástico que tenía 20 mil dólares y 6 mil pesos que luego se rescato, lo que supone también que había información precisa y estaban esperando a la víctima”.  Luego, el gobernador salió a frenar los rumores que involucraban a los uniformados: “Ayer viví con mucho indignación y con mucho dolor por las características de este caso y mucho más aún cuando se partía del supuesto de que la bala era disparada desde un arma policial”.  Scioli contrarrestó las acusaciones de la familia de la víctima sobre la policía: “Entiendo, comprendo profundamente que en momentos de dolor desgarrador las cosas que desde lo más profundo del corazón una familia ante semejante desgracia puede expresar y las conjeturas y acusaciones que se pueden hacer”.  Dijo que “en muchas oportunidades se trata de buscar una simplificación y recaer sobre nuestra policía la responsabilidad o de dibujar lo que es una organización muy importante para nuestro gobierno” y pidió “prudencia y acompañamiento y objetividad de los medios de comunicación en general”.  Scioli afirmó que en el crimen “había información precisa” y que esa información fue “acercada por alguien cercano a la familia o familiar”. “Estaban esperando a la víctima”, dijo el mandatario que agregó que los uniformados llegaron al lugar gracias a un “llamado al 911 donde se alertó a la policía” del hecho.  Luego del gobernador, habló el Jefe de la Policía bonaerense, Comisario General Juan Carlos Paggi, quien dijo que “ninguno de los disparos efectuados por la policía ingresaron en el habitáculo de la camioneta y no por mero accidente sino porque estaban dirigidos a repeler la agresión de los delincuentes y fueron en la zona baja para impedir que se llevaron a Emiliano”.  Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, dijo que la bala que dio muerte a Martinó era un proyectil “en principio calibre 9 milímetros con punta expansiva y hueca y probablemente recubierta con teflón y que no son las que utiliza la policía de la provincia de Buenos Aires” en sus armas reglamentarias

Deja una respuesta