jueves 22 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

RAMOS MEJIA: Las pericias indican que a Emiliano lo mataron los delincuentes

 Según se informó públicamente los peritos de la causa llegaron a la conclusión de que la bala que terminó con la vida del comerciante, Emiliano Martinó, llevaba la punta hueca, lo cual esta determinante prohibido en el reglamento policial. La causa la lleva a cargo la fiscal de La Matanza, Silvina Cano.  A pesar de estas características, Melina Martinó, hermana de la víctima, sostuvo que “la policía lo mató” debido a que efectuó los disparos pese a que los ladrones escapaban con la víctima de rehén. Desde la policía se informó que el hecho lamentable sucedió en la noche de ayer, en Beruti al 100, de Ramos Mejía, partido de La Matanza. Martinó arribaba a su casa acompañado de su esposa y su bebé de nueve meses, tras haber trabajado en una de las dos casa de comída que tiene en Ciudadela.  En el mismo momento en el que llegaban a la casa, fueron abordados por cuatro delincuentes, tres hombres y una mujer, los cuales entraron a la vivienda con el objetivo de desbaratar la casa, supuestamente con información de un entregador, según las sospechas de la policía. Silvina Cano, la fiscal a cargo, dijo en declaraciones que “estaban esperando aparentemente a la víctima”. Una vez notificado el llamado de un vecino al 911, la policía llegó al lugar y los ladrones tomaron la decisión de escapar con la Peugeot Partner de sus víctimas, con Martinó como rehén y al mando del vehículo.  Según fuentes policiales, a unas pocas cuadras de la casa, mientras se generaba la persecución por la policía a los delincuentes, Emiliano Martinó se tiró del auto y, segundos después, recibió un tiro por la espalda, a la altura del omóplato izquierdo, el cual terminó con la vida de este comerciante. “En principio, los policías disparan cuando todas las personas que iban en la camioneta se habían tirado, o sea que repelen la agresión de uno de los malhechores y se hace un fuego cruzado”, afirmó Cano.  Cano también respaldó a los agentes de la policía al sostener que “no es un procedimiento inusual” y que “los policías respondieron a la agresión de uno de los malvivientes”. Una vez generado el tiroteo, uno de los sospechosos, Pablo de 24 años, resultó muerto y otros tres, fueron detenidos.  En tanto, un jefe de la policía aseveró que todos los imputados “son de Fuerte Apache y tienen antecedentes”, y fueron identificados como Gonzalo Preli de 27 años, Nicolás Fochi y Claudia Marcela Pérez de 34, la cual se hace llamar “La Negra” y tiene causas por robos y homicidios y carga con la sospecha de ser la líder de la banda.  Por otra parte, en la escena del crimen se encontraron cinco armas de fuego atribuidas a los ladrones: tres pistolas 9 milímetros, una 45, y un revólver 38, y en el interior de la camioneta hallaron dos vainas servidas de los dos primeros tipos de calibre anteriormente mencionados.  En adición, la policía incautó una dentro una mochila que era llevada por el delincuente muerto 20.000 dólares y 6.000 pesos robados a Emiliano Martinó.

Deja una respuesta