jueves 22 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

POLITICA: Kirchner Estaría dispuesto a cambiar las autoridades del organismo si con eso garantiza la participación de los peronistas

Néstor Kirchner está decidido a dar los pasos que sean necesarios para que los peronistas disidentes se animen a enfrentarlo en la interna abierta que, como todos los partidos, el PJ celebrará el 11 de agosto del año que viene, según lo dispuesto por la reforma política aprobada el año pasado por el Congreso y aún no reglamentada. Así se lo confesó a varios dirigentes que lo consultaron durante el acto que semanas atrás encabezó en Tucumán. “Si es necesario, ponemos a Antonio Cafiero como presidente de la Junta Electoral”, llegó a decir y hasta agregó: “soy capaz de quedarme con uno sólo de los integrantes de la junta y que sea a suerte y verdad”.

Si bien la sugerencia no cayó mal en el peronismo opositor, tampoco abunda el entusiasmo, en diálogo con La Política Online, un peronista crítico del gobierno afirmó: “Cafiero está muy comprometido con los Kirchner que le dieron cargos a casi todos sus hijos -por ejemplo Juan Pablo Cafiero es embajador ante el Vaticano-“.

La urgencia de Kirchner tiene un solo motivo: la lectura de las últimas encuestas es que, sólo siendo el único candidato del peronismo, en una elección general puede aspirar a sumar el 40% de los votos y aventajar por más de diez a su escolta, resultado que le permitiría evitar una segunda vuelta donde en ningún caso aparece como favorito.

Jorge Landau, diputado nacional y apoderado todoterreno del PJ nacional y provincial, ya adelantó hace más de un mes que la Junta Electoral del partido deberá cambiar para “estar representada por todos los sectores que participen de las internas”.

Pero no dio más detalles y en el peronismo federal no están dispuestos a aceptar cualquier esquema, aunque, por ahora sólo Felipe Solá se ha mostrado decidido a competir por afuera del partido.

“Queremos tener tres de los seis representantes y que el presidente sea imparcial. El mejor nombre para ese cargo nos parece Antonio Cafiero”, detalló a LPO Carlos Brown, titular del Movimiento Productivo Argentino (MPA), uno de los ámbitos de militancia duhaldista.

En sus charlas tucumanas Kirchner confesó que, con tal de no tener rivales de raigambre peronista en la elección general, aceptaría la exigencia duhaldista y pondría a Cafiero a presidir la Junta en lugar del chaqueño Rafael González.

Este domingo, Duhalde se mostró dócil a cualquier gesto favorable desde el kirchnerismo: dijo que “el 80 por ciento del peronismo federal piensa que hay que dar pelea interna” en el PJ.

En ese universo se anotan los caudillos provinciales del peronismo opositor que manejan a mano de hierro el PJ de sus provincias -o un sector importante de este- y no están dispuestos a ceder un milímetro de ese poder a los minúsculos grupos kirchneristas que hacen fuerza.

Un caso evidente es el del gobernador de Chubut, Mario Das Neves, enfrentado a Kirchner pero todavía dueño del PJ de su provincia, donde ya tiene algunos díscolos K como el subsecretario de Pesca, Norberto Yahuar.

Si acaso estos dirigentes se sumaran a la idea de Solá de competir “por afuera”, el estarían regalando a Kirchner el sello del PJ en sus territorios, para que arme las listas de legisladores, concejales, intendentes y hasta la boleta a la gobernación.

Por ejemplo, al senador pampeano Carlos Verna, lejos del Gobierno pero equidistante con la oposición, también lo acechan varios dirigentes K como el director de la Autoridad de Federal de Servicios de Comunicación, Manuel Baladrón; o, en menor medida, el presidente del PJ de la provincia, Rubén Marín. Ninguno quiere regalar nada.

¿La interna del PJ antes o después del frente?

Sin embargo, a estos dirigentes, como a Duhalde, los inquieta otro tema: la posibilidad de que el Congreso del PJ habilite a un frente con aliados del Gobierno, como organizaciones sociales y fuerzas de izquierda, para luego chocar todo en una interna.

Estaría todo dentro de la ley. “La reforma política aún no está reglamentada, pero lo aprobado permite que, por ejemplo, se conforme un frente y luego una Junta Electoral con representantes de todos los sectores. Nosotros no aceptaríamos cualquier esquema”, aclaró Brown.

Deja una respuesta