El tiempo - Tutiempo.net

Publicación: 27/02/2010

POLITICA: El PRO amenaza a De Narvaez con Gabriela Michetti para la Provincia de Buenos Aires

Gabriela Michetti podría disputar en 2011 por la gobernación de la provincia de Buenos Aires por el Pro, cuyos referentes ven cada vez más lejos a Francisco De Narváez, quien ya anunció que competirá en la interna del Partido Justicialista y no descartó integrar una fórmula nacional, tal vez rivalizando con Mauricio Macri.  “Nosotros tenemos varios candidatos del Pro para la provincia, pero nos gustaría que sea Francisco de Narváez”, confesó a LPO el diputado nacional del Pro, Federico Pinedo.  Pero la estrategia política que traza el empresario lo aleja cada vez más del Pro. Es que tras triunfar en los comicios de junio, comenzó a coquetear con la posibilidad de competir por la presidencia en vez de hacerlo por la gobernación, pese a su nacionalidad colombiana .Y aseguró que competirá en la interna del PJ, instancia que Macri descarta de plano.

“Francisco tiene que tomar algunas decisiones sobre si va a tomar parte de la misma oferta electoral de la que participó Kirchner o si va a representar junto con nosotros una alternativa de renovación de la política”, advirtió Pinedo.

¿El Pro tiene candidatos propios para la provincia?, preguntó LPO al diputado. “Hay gente importante en el espacio nuestro como la propia Michetti y gente importante en el peronismo no kirchnerista que pueda hacer aportes interesantes”, respondió.

Aunque su trayectoria política la hizo como referente del macrismo en la Ciudad de Buenos Aires, Michetti tiene orígenes bonaerenses, ya que nació hace 44 años en la ciudad de Laprida, situada al sur de la provincia de Buenos Aires. Según Pinedo, en su jurisdicción natal “tiene mediciones razonables”, que le permitirían imponerse en una elección.

Las últimas encuestas del Pro fueron analizadas en detalle este martes por legisladores nacionales y provinciales del partido en una reunión que tuvieron con el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, el gurú electoral del macrismo, quien les explicó la conveniencia de mantenerse lejos de los partidos tradicionales, a diferencia de la senda trazada por De Narváez.

“Un sondeo de la provincia de Buenos Aries dio que a un 20% le gustaría que gobierno un peronista, a un 10% que lo haga un radical y un 70% que lo haga alguien de otro partido. Todavía no salimos de la crisis de 2001”, explicó.

Recambio y polémica

Un hipotético pase de Michetti a la órbita bonaerense, que ya había formado parte de las especulaciones electorales del año pasado, desataría una guerra entre los otros dos máximos aspirantes del Pro a disputar la jefatura de Gobierno en 2011: el jefe de Gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Espacio Público, Diego Santilli.

Michetti perdió paulatinamente el poder que adquirió en el Gobierno de la Ciudad cuando arribó como vicejefa en 2007, con una alta imagen positiva. Hoy sólo tiene peso sobre el ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, y la Secretaría de Inclusión y Derechos Humanos.

El resto del Gabinete porteño tiene la impronta de Rodríguez Larreta. Tampoco obedecen a Michetti los dos principales macristas de la Legislatura porteña: el vicepresidente primero, Oscar Moscariello: y el presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo.

Los vaivenes de De Narváez desnudaron además los vacíos del Pro bonaerense, cuya figura más representativa es el diputado provincial Jorge Macri, quien sufre la resistencia de la mayoría de la conducción nacional del partido.

El primo del jefe de Gobierno fue el único de los cinco diputados macristas que ayer no asistió a la reunión que de De Narváez convocó en la Legislatura bonaerense con los 16 diputados del bloque Unión Pro. Sí fueron Nancy Monzón, Orlando Yans, Julio Garro y Ramiro Tagliaferro, aunque estos tres últimos llegaron tarde, quizá en un gesto de distancia.

Deja una respuesta