sábado 28 de noviembre de 2020

MUNICIPIOS: Diputados busca poner límites a los innumerables pedidos de autonomía

 Luego de la creación del municipio 135, con la aprobación de la autonomía de Lezama, en la Cámara de Diputados ingresó un proyecto que busca regular los innumerables pedidos de escisión municipal presentados por localidades de la provincia de Buenos Aires.  La iniciativa, de la diputada Alicia Tabares (FpV), surgió como una necesidad de reglar los pedidos de autonomía de localidades que, desde la restitución de la autonomía al Partido de Lezama de Chascomús, tomaron un impulso mucho mayor, como es el caso de Sierras Bayas en Olavarría y distintos distritos de La Matanza.  Frente a esta oleada de pedido de nuevos municipios , el ministro de Gobierno bonaerense Eduardo Camaño explicó que no será analizada ninguna creación de nuevos distritos, sin antes no sancionar una ley marco que regule estas acciones.  El proyecto de Tabaré estaría apoyado por los legisladores de la comisión de Asuntos Municipales, el titular de la Asociación para el Reconocimiento de Nuevos Municipios, Hugo Iraizoz, y dirigentes de las diferentes localidades que conforman la Región Sur, que se reunieron meses atrás para manifestar la necesidad de una Ley que regule los pedidos de división y conformación de nuevas comunas.  El texto además propone la creación de una Comisión Bicameral de Reconocimiento de Municipios, que será la encargada de analizar las propuestas de nuevos municipios.  Esta comisión estará conformada por 7 diputados y 7 senadores designados por un período de dos años. La Bicameral tendrá su propio reglamento y el presupuesto que demande será imputado al presupuesto de ambas cámaras. La localidad que requiera la autonomía deberá presentar ante la Comisión Bicameral un petitorio que reúna la firma del 15% de los ciudadanos que figuren en el padrón electoral dentro del nuevo distrito y deberá conformar una Junta Pro-Reconocimiento.  El proyecto presentado por Tabarés está basado en un anterior escrito elaborado por el ex diputado Julio Alfonsín, pero presenta algunos cambios.  Entre las modificaciones se elimina la posibilidad de que una división sea tratada sobre tablas, como fue el caso de Lezama, porque requerirá la aprobación de la Bicameral.  Además agrega la consulta al Concejo Deliberante y, en el caso de que la los habitantes del futuro distrito sean menos de la mitad del total de la población del que se va dividir, se hará un consulta popular con la totalidad de los vecinos.

Deja una respuesta