martes 1 de diciembre de 2020

ECONOMIA : Informe producido por el Dr. Rodolfo Rossi para Prisma

bolsa-valoresECONOMIA INTERNACIONAL. En los últimos treinta días se observó una mayor firmeza del US$ en el mundo. El Euro, que había cotizado el 20 de Noviembre pasado a 1,4823, cayo el 18 de Diciembre a 1,4341 (3,25 %). El Yen se desvalorizó el 1,46 %, la Libra el 2,05 %, el Real el 2,79 %, en tanto el Peso argentino lo hizo en el 0,47 %. Dudas sobre la sostenibilidad fiscal de algunos países de la Zona de Euro y sus niveles recesivos tendrían sus efectos en la necesidad de compra de US$, moneda prevaleciente en el mundo, por parte de los Bancos Centrales. Adicionalmente, a pesar de que en EEUU las condiciones económicas justificarían mantener los tipos de interés en niveles excepcionalmente bajos, la FED se estaría preparando, para comenzar el drenaje de liquidez inyectada oportunamente, para apoyar la recuperación económica.
En el periodo considerado, las Bolsas norteamericanas no tuvieron mayores oscilaciones (Dow Jones + 0,08; S&P 500 + 1,0 %), manteniendo en lo que va del año, un aumento cercano al 18 %. Lo propio ocurrió con las Bolsas Europeas, que han crecido en 2009 entre el 17,20 % (Londres) y el 26,63 % (España), en tanto que las asiáticas, Tokio lo hizo en 14,48 %, porcentual 4 veces inferior a lo logrado por Hong Kong, Singapur y Korea. Las Bolsas latinoamericanas tuvieron un excelente desempeño, con subas superiores al 50 %, destacándose la de Perú , Brasil y Argentina. La recuperación del precio de las materias primas, posterior a Marzo de 2009, fueron factores gravitantes en tales alzas.

El petróleo West Texas, redujo su precio, en el último mes un 4,6 %, quedando el viernes pasado a US$ 73,33 el barril, aunque con tendencia ascendente, atento los menores inventarios informados en EEUU y ciertos rumores de disminución de producción de la OPEP. El Índice S&P materias primas, bajó en los últimos 30 días a 499,54 desde 508,72 (-1,8 %), con algunas mejoras en el café, en el azúcar y baja en los metales y en los agrícolas.

La onza de oro bajo de 1.152  dólares, del 20 de Noviembre (cerró 1.191 el 25 de Noviembre) a 1.113,96, o sea el 3,30 %. Las perspectivas de inflación en el mundo se estarían diluyendo y la posible (aunque no inmediata suba de la tasa de interés de referencia de la FED), reduciría el encaje del metal, por sustitución por otros activos más lucrativos.

Los Bonos Soberanos mostraron precios al alza y rendimientos a la baja, con señales que la economía, en general, mantendría un ritmo más atenuado en su recuperación. La rentabilidad de los Bonos a 10 años, de EEUU, se redujo en la última semana, a 3,487 % versus 3,570 %, de la semana anterior. De todas maneras, aumentaron su rendimiento en los últimos 30 días. Similar tendencia tuvieron los Bonos alemanes.

Lo más destacado de los últimos 30 días ha sido la anotada recuperación del US$, en relación al Euro. Los problemas fiscales de Grecia, España, Portugal e Irlanda explican en gran parte, la debilidad del Euro. También los datos macros de EEUU, superaron en general las previsiones. Consecuencia de ello, es esperable la continuidad de la recuperación atenuada, de la economía global, siempre con alternativas oscilantes, en las relaciones monetarias, que por ahora, ubicarían en una mejor cotización a la moneda prominente, el Dólar norteamericano. También es esperable, la reaparición de las presiones sobre China, para la revalorización de su moneda “atada al US$”.

ECONOMIA NACIONAL

En el corriente mes de Diciembre se exteriorizó un  importante desequilibrio fiscal financiado por el BCRA, con el uso de 432 millones de DEGs (Queda un saldo de 2.095 millones de DEGs) y también, de préstamos concedidos por Organismos Internacionales (Banco Mundial, Banco Internacional de Desarrollo y Banco de Ajustes Internacionales). También, se continuó con la compra de US$, por el BCRA, en el mercado, para la regulación de su precio. Ello determinó una expansión monetaria del 7,37 % en los primeros 11 días del mes, con alguna repercusión en el nivel de precios internos. No cabe la menor duda, que en el año 2009, se reducirá el resultado fiscal primario a un máximo del 1 % del PIB, asumiéndose, que con ello, se pagarán los intereses externos adecuadamente. Para la amortización del endeudamiento, se utilizaron adelantos transitorios del BCRA, por $ 22.070 millones, Adelantos del BNA por $ 7.300 millones (30 % sobre todos los depósitos del Sector Público), créditos del Anses por $ 9.685 millones, lo que determina un déficit fiscal financiero de envergadura. El resultado primario (no incluye intereses), será positivo, en el aludido 1 % del PIB (estimación $ 11.000 millones), atento los extraordinarios resultados obtenidos – en parte realizados – por el stock de alrededor del 15 % de los Títulos Públicos Nacionales y de 10.285 millones de acciones, de las ex AFJP, que prácticamente en el corriente año se duplicaron de precio, por la reducción del “riesgo argentino”.

Deja una respuesta