domingo 29 de noviembre de 2020

CASO POMAR: Ya son seis los desafectados por irregularidades en la investigación

20_5 La Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense desafectó ayer a otros dos jefes policiales que intervinieron en el caso. Se trata del segundo jefe de la DDI de Pergamino, comisario Martín Herrera, y el jefe de la Policía Distrital de Salto, Juan Carlos Ruiz, quien se atribuyó haber hallado el auto y los cuerpos. Ya habían relevado de su cargo al Jefe de la Departamental de Pergamino, Roberto Gabín; al jefe de la DDI y de turno de ese distrito, Julio Golpe y Barrera, respectivamente y al jefe de Seguridad Vial, Carlos Marano. El lugar donde fue encontrado el auto de la familia Pomar, cerca de la ciudad bonaerense de Salto, fue rastrillado seis veces, según determinó la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad, que ayer desafectó a otros dos jefes policiales que intervinieron en el caso.  José Guerrero, el segundo funcionario a cargo del organismo, dijo que los operativos se hicieron “por aire y por tierra” y que esa información surgió de la documentación que recopiló en la Jefatura Departamental de Pergamino, que quedó “intervenida”.  Luego, se allanó la DDI local para investigar si hubo más operativos en esa zona, conocida como “la curva de Plazibat”, y mientras un grupo de auditores se quedará en Pergamino, otro viajará a La Plata para analizar todo el material secuestrado.   Por otra parte, la titular de la Auditoría, María Alejandra Provítola, aseguró que en las últimas horas se desafectó de su cargo al segundo jefe de la DDI de Pergamino, comisario Martín Herrera, con lo que ya suman seis los policías separados de sus funciones por su actuación en el caso Pomar. 
 Mientras avanza la investigación contra la Policía, los restos de Luis Fernando Pomar, su esposa Gabriela Viagrán y sus hijas Pilar y Candelaria fueron inhumados ayer en Pergamino, en medio de un clima de dolor y bajo una intensa lluvia.   Cerca de las 11, ingresaron al predio del cementerio privado Parque de la Merced dos ambulancias de la Cochería Luz y Fuerza con los féretros de los cuatro integrantes de la familia fallecida, los cuales fueron depositados en la capilla. Allí, luego se realizó el velatorio, una misa oficiada por tres sacerdotes -a la que asistió el intendente local, Héctor Gutiérrez- y los cuerpos fueron enterrados. Casi al mismo tiempo, se realizó otra misa en el patio del Colegio Nuestra Señora de Luján de la localidad de Adrogué, donde se colocó un altar con las fotos de Pilar y Candelaria, de 6 y 3 años, alumnas de esa institución.

Deja una respuesta