sábado 28 de noviembre de 2020

MAR DEL PLATA: Se inició la temporada teatral

150466Fantástica”, la propuesta encabezada por Carmen Barbieri, la noche del jueves a sala llena en el teatro Atlas de Mar del Plata, abriendo la temporada teatral marplatense con un espectáculo que procura rescatar los mejores momentos de la revista porteña. Producida por Javier Faroni y dirigida por el esposo de Carmen, Santiago Bal, “Fantástica” propone una recorrida por distintos géneros musicales en los que se lucen las esculturales Mónica Farro, Daniela Cardone, Silvina Escudero, Rocío Marengo y la ecuatoriana Paola Miranda, entre otras. Del lado masculino, protagonistas históricos de la revista porteña como Tristán y Rolo Puente se suman a la simpatía de Matías Alé y a la experiencia del propio Bal para conformar los clásicos sketchs picarescos que también caracterizan al género.

También hace su aporte, en algunos de esos cuadros humorísticos, el actor Alberto Martín, quien anoche, en su primera aparición oficial en el género, apenas comenzó el espectáculo, cosechó una ovación interminable.

“¿Yo no se nada de esto, no?” dijo con ironía Bal tras la ovación a Martín, aludiendo a su contratación para un género en el que el actor no tenía demasiada experiencia.

El espectáculo es una sucesión de números musicales, algunos muy ingeniosos como el cuadro de leones de circo en el que muestra su elegancia y su belleza intacta Daniela Cardone.

Muchos topless ponen el toque de audacia a la propuesta, sobre todo en un cuadro de tango cargado de sensualidad en el que terminan prácticamente desnudos Silvina Escudero y Matías Alé.

En el debut, Alé se ganó al público con su simpatía, sobre todo en un breve monólogo en el que, más que hilvanar un relato, disparó chistes breves y simples, al estilo de los que solía hacer en sus incursiones en programas televisivos de concursos de baile y canto.

Bal en tanto, además de participar en algunos sketchs se transformó, al igual que ocurrió en “Vedettisima”, en una especie de maestro de ceremonias, mientras que Tristán apeló a su histrionismo corporal y a su gracia en la utilización de una terminología que en otros resultaría grosera y que, dicha por él, causó risas.

Un llamativo vestuario, muchas luces y la belleza de las mujeres semi o totalmente desnudas que desfilaron a cada rato por el escenario o por los pasillos del Atlas, se acopló bien a una escenografía típica del teatro de revista, con grandes escalinatas y muchos espejos.

El último cuadro musical, un malambo, tuvo una culminación impactante cuando una inmensa bandera argentina se desplegó sobre prácticamente todo el cielorraso de la sala para arrancar otra de las grandes ovaciones de la noche, en obvio homenaje al bicentenario de la revolución de mayo que se cumple el año próximo.

La tercera gran ovación se la llevó la propia Carmen cuando, luego del saludo final de todo el elenco, surgió desde el piso del escenario mediante una plataforma levadiza.

Emocionada, al término de la función durante la que volvió a reírse de sus kilos de más y a recordar a su abuelo, guitarrista de Carlos Gardel, y a su padre, actor y humorista, Carmen agradeció emocionada el saludo de pie con el que la platea premió a esta primera función de “Fantástica”.

Deja una respuesta