sábado 24 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

VACACIONES DE VERANO: Precios aquí y allá, comparemos

13056_cristinacolombi_74096Cuando la triste ilusión de la convertibilidad se derrumbó, la gran mayoría de los argentinos comenzamos a mirar hacia adentro. El turismo nacional comenzó a crecer a pasos agigantados convirtiendo a la Costa Atlántica en el principal destino de las vacaciones de los argentinos. Hoy en día, las opciones no parecen ampliarse demasiado, pero el notable incremento de precios que tuvieron los destinos locales desde la post devaluación a la fecha nos incentivan a mirar hacia afuera para comparar los destinos nacionales con los de algunos países limítrofes.

Para el 2010, la Costa Atlántica y Brasil serán los primeros destinos analizados por aquellos que tengan decidido descansar fuera de su ciudad. Más allá de las preferencias particulares, hay elementos subyacentes a todos que vale la pena analizar antes de partir.

En la Costa Atlántica se prevén para el 2010 incrementos de precio que seguirán a la inflación real del año. Los pasajes en colectivo aumentarían entre un 15% y un 20%, costando cerca de $170 ida y vuelta a Mar Del Plata. Por otra parte, si elegimos ir en auto, nos saldría alrededor de un 12% más caro debido al aumento en el precio del combustible.

En relación a los alquileres, si bien muchas inmobiliarias han prometido no elevar sus tarifas, el hospedaje aumentará alrededor de un 15%. Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la calidad y el confort del inmueble a alquilar mayor será el impacto del aumento. De esta manera, las familias de mejor pasar económico deberán afrontar un aumento de precios mayor. Para ejemplificar, el alquiler de una cabaña de 2 ambientes en un apart hotel de Cariló costará alrededor de $ 6.600 por semana en la primera quincena de enero y pasará a $ 7.000 por semana en la segunda quincena. El año pasado, el mismo alquiler costaba un 20% menos: $ 5.500 semanales durante la primera quincena y $ 6.000 semanales en la segunda quincena.

El costo de vida, en promedio, será un 10% mayor al año pasado. Comer afuera costará unos $ 30 por persona mientras que las sombrillas y las carpas se alquilarán en unos $ 2.400 y $ 3.200 por mes respectivamente. Juntando todas estas variables, podemos decir que veranear en la costa tendrá aumento de precios moderado, que rondará el 15% respecto a la temporada pasada.

El notable crecimiento de Brasil y la fortaleza de su moneda achican cada vez más la puerta de entrada a los argentinos fanáticos de sus playas y su clima. Gracias a la apreciación del real, veranear allí será alrededor de un 25% más caro que el año pasado. La cuenta surge de un cálculo sencillo pero esencial, en esa proporción creció aproximadamente la moneda brasileña este año respecto del dólar.
La diferencia entre lo que se puede gastar en Florianópolis y en Mar del Plata está en el real y en lo que cuesta llegar a Brasil y alojarse.

El pasaje de avión genera una diferencia insalvable: volar hasta Florianópolis puede significar el desembolso de entre 1.100 pesos y 1.800, dependiendo de la aerolínea. La nafta también desalienta a quienes tengan pensado viajar en auto. Con un costo de 5,46 pesos argentinos por litro, se ubica un 60% por encima del precio local.

Los hoteles y los departamentos tienen también un costo mayor. Con las mismas características, un dos ambientes en Playa de los Ingleses frente al mar, para cuatro o cinco personas, sale 6.000 pesos la primera quincena de enero. En cambio, en Mar del Plata, en el centro de la ciudad o en La Perla, es posible conseguir algo por mucho menos: $ 2.200. Por MARIANO TOLEDO  (*) Licenciado en Administración Docente de la UNLP, Especial para Hoy. Fte. diariohoy.com

Deja una respuesta