sábado 28 de noviembre de 2020

POLITICA: Otro hecho de homicidio en ocasión de robo cobra la vida de un inocente

71veranoLo dijo Vanesa, viuda del bancario asesinado en Ciudadela delante de su familia para robarle el auto. El hombre fue abordado por delincuentes al salir de la casa de su suegro junto a su hijo de dos años y su mujer embarazada, que tiene fecha de parto para el martes próximo. La familia pide la “renuncia de jueces y fiscales”.Tengo 29 años, un hijo de 2 años y voy a tener una hija el martes, qué te puedo decir, nada… Sólo sé que doblamos en la esquina, se cruzaron tres o cuatro negros de mierda, que es todo lo que tenemos en este país, negros de mierda, y nos pegaron un tiro”, fue el relato de Vanesa ante las cámaras de TV mientras lloraba desconsolada y su padre le pedía que se calmara. Consultada sobre cómo se podía ayudar en el caso, la mujer dijo: “¿Alguna vez agarran a alguien? ¿Alguna vez hacen  justicia? Lo único que hacen es hablar de derechos humanos y nadie se preocupa cuando destruyen a una familia”.
Los medios presentes en la puerta de su casa la notificaron sobre el detenido y fue ahí cuando Vanesa agregó: “¿Hay un detenido?, que lo maten y sino que me lo traigan que lo mato yo”.
 
El hombre fue asesinado de un balazo en la cabeza delante de su esposa embarazada y su hijo de 2 años, cuando intentó escapar de tres delincuentes que pretendían robarle el auto en la localidad de Ciudadela, informaron fuentes judiciales.
“Mi hija no va a conocer al padre, que lo maten al detenido. Si no que lo traigan lo mato yo, destrozaron una familia”, dijo Vanesa, al volver a su hogar tras participar del entierro de su esposo asesinado.
En tanto, Rubén Díaz, el suegro de la víctima, expresó que “los funcionarios y políticos son todos ineptos. Tengo 80 robos de auto y cientos de recaudaciones robadas. No hablamos desde la calentura, llevamos muchos años de mala vida. No hay fiscales, los abogados penales trabajan para los delincuentes y los mandan a robar”, agregó el suegro.
“Me llamaron no sé de qué ministerio. Le corté. Estábamos en un velatorio muy chico”, relató Díaz, quien agregó: “No tengo más noticias que la que me dieron Ustedes. No declaré ante la policía”.
“Lo que pasa es que la venganza sería bárbara, sería algo divino. A lo mejor después encontramos una viejita con un pañuelo blanco… Por qué no se dejan de romper”, afirmó, y acotó que “este es un flagelo de droga, de alcohol. No es gente humilde, esos están en las provincias, escondidos en el monte. Esa es gente humilde. Estos no son humildes, estos no quieren trabajar”.
 
Crimen a sangre fría
El hecho ocurrió en proximidades del bingo de Ciudadela cuando Gonzalo Charrán, empleado del HSBC, manejaba un Peugeot 206 y fue sorprendido por los ladrones que lo apuntaron con un arma, pero aparentemente quiso evitar el robo y aceleró, ante lo cual le dispararon y lo asesinaron.
“Los despedí, se subieron al auto, se fueron, escuché una detonación, vi a un chico corriendo por la calle y enseguida mi hija vino corriendo con el nene en brazos diciéndome lo que había pasado”, explicó Rubén, suegro de la víctima.
Al parecer, la víctima no se resistió y recibió un disparo en la cabeza, que según la pericia balística podría haber impactado en la mujer embarazada si hubiera seguido su recorrido.
“Saqué mi auto del garaje, lo subimos y lo llevamos hasta el hospital Ramón Carrillo, donde no pudieron hacer mucho para salvarle la vida”, dijo el padre de la mujer embarazada. “El martes, a las 17, mi hija tenía fecha para dar a luz.  Estamos todos muy golpeados, pero al mismo tiempo acostumbrados, no tengo más ganas de pedir justicia. Sino que todos los jueces y fiscales deberían renunciar y también los abogados penalistas que defienden a los delincuentes”, concluyó.
El crimen es investigado por personal de la comisaría de Ciudadela y por la fiscal de San Martín Fabiana Ruiz, quien ordenó la aprehensión de un hombre por su presunta vinculación con el homicidio. El detenido se llama José Eduardo Napal y sólo tiene 19 años. Fte.infobae.com

Deja una respuesta