lunes 23 de noviembre de 2020

POLITICA: Duhalde regresó con todo dijo “a Kirchner le ganamos por abandono”

9922_Morales_NOVALlegó temprano. Apareció caminando por entre medio de un playón mal iluminado, seguido por una decena de asesores, amigos y custodios. Sonreía. Eduardo Duhalde estaba a punto de revelar una de sus intenciones más ocultas, y que sin dudas revolucionará el escenario político: ya está trabajando para recuperar la conducción del peronismo bonaerense, en lo que sería un primer paso para presentarse como candidato a Presidente en el 2011. “No descarto una candidatura. No descarto nada”, sorprendió frente a Crítica de la Argentina. Duhalde admitió así, a pocos minutos de encabezar un acto en la sede de Mataderos del Sindicato de Trabajadores Viales, que está dispuesto a romper una de sus promesas más recordadas: en mayo del 2003 había dicho que ya no quería volver a ocupar cargos electivos. El enojo con los Kirchner lo hizo cambiar de opinión: “Cuando me fui creí que dejaba una renovación partidaria, pero todo fracasó. Hay que volver a reorganizar el peronismo porque hoy es una masa desperdigada”, explicó anoche. Sabe que el matrimonio presidencial reaccionará ante su reaparición. Pero está agrandado: “Vamos a reagrupar al PJ a través de lo que llamo la Confederación de Agrupaciones Peronistas. Vamos a juntar a tantos dirigentes que no vamos a tener a nadie enfrente. Vamos a ganar por abandono”, chicaneó a la Quinta de Olivos. Las críticas al matrimonio presidencial sobraron. “Este es un país muy fácil de gobernar”, repitió varias veces.

Duhalde reveló su nuevo plan usando como excusa un acto para menos de cien personas que organizó el Sindicato de Trabajadores Viales. En realidad, la operación política fue armada y coordinada por el líder de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo.

El primero en hablar en el encuentro fue el titular del gremio de los viales, César González. Usó su discurso para elogiar la gestión presidencial de Duhalde y contó diferentes beneficios que obtuvo su sindicato durante ese lapso. Después fue el turno de Luis Barrionuevo. Estaba exultante, vestido con una elegante campera celeste de La Martina. También resaltó la gestión duhaldista. Intentó dejar en claro que el verdadero “padre” del modelo de crecimiento económico fue Duhalde y no Kirchner: “Con Duhalde crecimos. Pero desde que este gobierno generó el conflicto con el campo mi gremio perdió 50 mil afiliados”. Duhalde lo escuchaba sentado en la mesa principal, junto a otros dirigentes de la Azul y Blanca, como Carlos Acuña (Estaciones de Servicio) y Vicente Mastrocola (Plásticos). También lo acompañaba su ex jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, y un enviado del PRO, el legislador porteño Daniel Amoroso. Barrionuevo preparó a la audiencia para el discurso de Duhalde: “Como dice el compañero, hay que recuperar el peronismo. Humildemente te digo que acá tenés 56 gremios de todo el país a tu disposición”.

Duhalde subió entonces al escenario. Se lo notaba distendido. Con la mano izquierda metida en el bolsillo de su pantalón, contó sus inicios en la política, hizo un repaso de su gestión presidencial, y criticó a los Kirchner: “Esta gente no tiene sensibilidad social. Y los que no tienen sensibilidad social tienen que cambiarse de partido”. Después explicó que se convenció de volver a pelear por la conducción partidaria luego de hacer un test en La Matanza: “Le pedí a unos compañeros que pregunten a las agrupaciones del distrito a ver si vendrían con nosotros. En una semana juntaron 53 agrupaciones distintas. No nos van a poder parar”.

Antes de terminar, intentó diferenciarse del estilo K: “Yo, como Lula, vengo del sindicalismo, y sé que las cosas se tienen que negociar y no imponer”. Su próxima aparición pública será mañana, en Córdoba. Fte. criticadigital

Deja una respuesta